En la VII Edición estarán presentes artistas como Eva Yerbabuena, Sandra Carrasco y David de Arahal, Rafael Riqueni, Manuel Lombo, Lole Montoya y Vanesa Aibar, seis conciertos a precio con abono de 60€.

El avance de la programación de la VII edición del Festival Flamencos y Mestizos ‘Ciudad de Úbeda’, se presentó por la concejala de Cultura, Elena Rodríguez, junto al director del festival Paco Ortega.

Del 19 de abril al 11 de mayo el festival vuelve en 2024 con fuerza a Úbeda, y contará con Eva Yerbabuena, Sandra Carrasco y David de Arahal, Rafael Riqueni, Manuel Lombo, Lole Montoya y Vanesa Aibar.

El abono tendrá un coste de 60 euros, por lo que cada concierto supondría para el espectador 10 euros y no 15 si se compra de manera unitaria. Está en venta en el Área de Cultura – Palacio Marqués de Contadero, en horario de mañana-, el Hospital de Santiago –en horario de 19:30 a 20:30 horas, de lunes a viernes- y en la
página web https://www.flamencosymestizosciudaddeubeda.com

El concierto inaugural se celebrará el 19 de abril, en el Auditorio del Hospital de Santiago, a las 21:00 horas, y correrá a cargo de Sandra Carrasco y David de Arahal, quienes recordarán a Pepe Marchena, uno de los artistas más queridos, pero también más criticados de la historia del cante flamenco. De esta manera, una de las cantaoras más versátiles y con más sabiduría de su generación se une a uno de los nuevos talentos de la guitarra española, para ofrecer al público un proyecto accesible y moderno.

La siguiente actuación tendrá lugar el 20 de abril, en el Auditorio del Hospital de Santiago, a las 21:00 horas, y en esta ocasión el público asistente podrá disfrutar de la actuación de la bailaora, coreógrafa y directora de flamenco Eva Yerbabuena, una de las figuras claves del flamenco actual. Pese a que nació en Alemania, pronto se pondría en contacto con el flamenco en la ciudad natal de sus padres, Granada, siendo alumna de referentes como Enrique El Canastero, Angustillas, Mariquilla y Mario Moya. Su carrera la completaría en Sevilla y La Habana, y su salto profesional lo daría en 1985, de la mano de la compañía de Rafael Aguilar y el espectáculo ‘Diquela la Alhambra’. Posteriormente, fundó su propia compañía en 1998, con la que ha estrenado diversos espectáculos y cosechado reconocimientos como el Premio Nacional de Danza.

El 26 de abril será el sevillano Rafael Riqueni quien subirá a las tablas del Auditorio del Hospital de Santiago. El público podrá apreciar su arte, avalado con algunos premios nacionales de guitarra y nominaciones a los Latin Grammy. Varios de sus trabajos hoy son considerados de culto para jóvenes guitarristas. El impresionismo musical y la cercanía de sus melodías a la música clásica española han sido siempre seña de su
trayectoria profesional.

Este año, Manuel Lombo estará dentro del elenco de artistas que formarán parte del cartel del festival. El cantaor, compositor e intérprete actuará el próximo 30 de abril, a las 21:00 horas, en el Auditorio del Hospital de Santiago, dejando entrever su gran personalidad y carisma, del que ya ha dado cuenta en prestigiosos festivales, tanto nacionales como internacionales, en los que han podido disfrutar de su calidad vocal y la puesta en escena de sus espectáculos.

El 3 de mayo, la artista protagonista será Vanesa Aibar, bailaora y coreógrafa, quien actuará en el Auditorio del Hospital de Santiago dando cuenta de su flamenco, ese que desemboca en una danza moderna, con impresionantes cualidades técnicas. Este año, además, ha recibido el Premio Max al Mejor Espectáculo de Danza y Mejor Espectáculo de la Feria de Palma del Río, por su obra ‘La Reina del Metal’, creada junto al músico Enric Monfort, trabajo en el que materializa la línea de creación que sigue desde hace años.

Lole Montoya, artista imprescindible para entender el flamenco de vanguardia y la historia de la música en nuestro país, actuará en Úbeda, en el Auditorio del Hospital de Santiago, el 4 de mayo. Como los aficionados al flamenco saben, Lole marcó tendencia, gracias a su duende racial, y formó dúo con Manuel Molina, su marido. Es una cantaora que siempre ha buscado la innovación y creatividad flamenca.