CORIZONAS (la unión entre los vallisoletanos ARIZONA BABY y la banda madrileña CORONAS) presenta su último trabajo ‘CORIZONAS III’ este próximo sábado en Café Teatro Central de Baeza, las entradas están disponibles en nuestra ticketera a 16€ la entrada anticipa, a través del siguiente enlace  https://tienda.nipopnijazz.com

Este trabajo ha venido seguido de dos últimos video-singles tremendos. Uno de ellos es ’Nubes Negras’, grabado en estudio pero en modo directo, y otro es ‘Ilumíname’ con colaboración de DEPEDRO en plano secuencia dentro del estudio de grabación.

Corizonas - Nubes Negras (en directo)

 

Texto: subterfuge.com/noticias/corizonas

SOBRE ‘CORIZONAS III’

Todos conocen la leyenda. Dos grupos de rock alternativo se animan a crear el primer super-grupo nacional. Ahora, una década después, consolidados como quinteto más allá de mutaciones previas, Corizonas prescinden de su carácter eventual, deciden mantener su coalición en el tiempo y consuman el que, sin duda, es ya el disco de su vida.

Cuando el pasado enero abrían la veda de un single cada mes con Nubes Negras (y van 7), hablamos de “epifanía definitiva”, de un renacimiento absoluto para una banda casi inactiva en 5 años. Y cuyo asombroso regreso llegaba el peor año posible (el del Covid) pero con el álbum más espectacular del momento. Un disco tan excepcional que el bendito problema era resolver qué temas no eran singles.

Esa cosecha milagrosa se llama Corizonas III. 11 canciones que oscilan entre el rock inteligente y la “americana” mas exquisita. El eslabón perdido entre Tom Petty y AC/DC, sin olvidar al padre de todo esto (Neil Young) o las metamorfosis de Wilco. Es decir, sus dos vertientes clásicas pero, esta vez, en un castellano totalmente orgánico, que reafirma el poder emocional de letras tan subyugantes como en El Tiempo Pasará: seductora evasión virtual por los posters de tu habitación desde la ficción de seguridad (la “jaula de oro”), entre citas culturales, de Twin Peaks a Marvin Gaye o el Monterrey Festival, y arreglos mágicos de mandolina, armónica y guitarras soñadoras a cargo de David Krahe.

Rock y americana, sí, pero sobre todo CANCIONES. Hay quien piensa que muchas bandas de rock son más actitud y descarga (genial para el directo) que hits tangibles. Que sí, pero… ¿»dónde están las canciones»?. Pues están aquí, en Corizonas III. Un álbum que parece un Grandes Éxitos de ambos géneros reactivados con visión contemporánea.

Un álbum de canciones rotundas pero preciosas, empapadas de detalles sutiles y esmerados arreglos donde la incombustible máquina de ritmo que forman Vacas y Loza hace surcar la nave para que las guitarras iluminadas de Sr. Marrón y Krahe se entrecrucen viajeras en las entonaciones del capitán Vielba. Algunas fueron grabadas en el estudio de Vacas y el resto fueron arregladas y producidas por los Javis (Vielba y Vacas) vía mail, haciendo de la necesidad (confinamiento), una virtud maravillosa. Hay canciones frágiles y arriesgadas como Lo Intenté: de esas mágicas y atemporales que ya no se hacen, con torrentes de primavera y coros infecciosos. Riffs demoledores y guitarras ácidas que, pese a sus confines encapotados, expanden lucha y esperanza (Nubes Negras, Todo Mal). O en Amarcord (aire bohemio y “mensaje” ilusionado, cuyo riff te induce a un estribillo hipnotizante a través de audaces observaciones de esperanza nihilista.

Hay veneno indespegable como ese “Do You Love Me” que te acecha en otro revoltoso chute de rock, Brindo por ti, (entre el Asbury Park y Mink de Ville) con sus ecos springsteenianos y solo de saxo a cargo de Gautama del Campo. O ritmos infecciosos llenos de furia existencial y maravillosas guitarras serpenteantes (No soy yo); la hondura emocional (Si tú te vas) o el imparable guiño garagero de Ilumíname, tema inédito de Jairo Zavala (Depedro) que Corizonas han arreglado y traducido al rock más trepidante. Esta es la primera colaboración de Corizonas, en este caso, un dueto con Depedro donde el propio Jairo aporta el arreglo de piano y protagoniza una estrofa y estribillo junto a Vielba al que se une también la imprescindible voz de Loza.

Y, la joya oculta, Volveré: tema estrella en el lanzamiento de Corizonas III. Una hermosa epopeya de promesas y horizonte con brisa y un precioso y levitativo solo de Rubén Marrón. Y aún queda la sorpresa final con una inmensa exploración de psicodelia flotante (Perdido En La Galaxia) con la que el álbum se despide. Estamos ante su disco más ambicioso y necesario. Una obra maestra de rock global y atemporal ¿Contracorriente? Sí, pero con orgullo. Reivindicando el espíritu de un pasado rebelde… Y, sin duda, uno de los mejores álbumes del año. Porque, al margen de gustos y estilos pocos discos pueden alardear de contener tantas majestuosas canciones, reunidas en un solo pack.

En Corizonas III: objetivo cumplido y Corizonas en estado puro.