ENTREVISTA A ‘LUIS PASTOR’ EN TABERNA J&J DE GRANADA

en Blog/Entrevistas/Noticias

22/02/2020

Entrevista Por Paco Burgos

P.B.    Estamos con Luis Pastor que esta noche actúa en Granada en la Taberna J&J, aprovechando que estás por estas tierras, el pasado jueves 20 en Jaén en Sala la Mecánica y hoy aquí, quisiera preguntarte ¿Cómo es tu relación con este rincón del mundo, con Granada, con Jaén?
L.P. La verdad es que es cercana, llevo muchos años en esta profesión y a pesar de que hay temporadas que vienes menos, pero siempre ha habido como un venir constante a Granada, sobre todo a Sevilla, a Málaga, menos a Jaén y a Almería que suelo ir menos, Huelva en la que estuve el año pasado una vez. Pero para mí es como ir a Extremadura, somos tan cercanos, tan iguales, tan parecidos, tenemos una realidad que de alguna manera es la que nos une, y para mí venir aquí es doble placer siempre.

 

P.B.    Bueno Luis, hay una frase que dice ‘La familia y los trastos viejos mejor cuanto más lejos’, tú sin embargo haces lo contrario, porque tú vas con tu mujer, también con Lourdes tu exmujer, y con tu hijo Pedro, que por cierto dentro de poco va a actuar por aquí, en el J&J, con el cuál colaboraste en una canción que se llama ‘Centro’ de su disco ¡Que te lo pasas muy bien en el vídeo por cierto!
L.P. Sí ¡Ahí me dejé la barba para hacer de abuelo africano!, sí, la relación con la familia no es de ahora, venimos así de toda la vida, Pedrito ha crecido con nosotros, vendía discos con seis años, con ocho años, en nuestros conciertos, cantó en un disco mío con tres años, titulado ‘Por el mar de mi mano’, y de alguna manera nos sobrepasa y nos sorprende siempre, porque ahora mismo creo que es de los jóvenes cantautores, para mí, en este siglo, uno de los más talentosos, y uno de los más ideológicos. Y comprometido con sus palabras, y con sus mensajes, y con lo que él quiere plantear en la vida.
Y hablando de la familia, creo que aunque no seamos de sangre, los músicos siempre somos una familia. Para mí todos los compañeros que han tocado o girado conmigo finalmente es una gran familia, que por más que pasen años y no te veas te abrazas y te quieres.

 

P.B.    Bueno, tú escribes a lo cotidiano, escribes al ‘día a día’, pero ¿Qué pasa cuando eso que es cotidiano y es el día a día se convierte en una cosa premonitoria al mismo tiempo? Lo digo por ejemplo refiriéndome a una canción como *‘Los Vecinos’, ¿Qué pasa, que no aprendemos nunca y vivimos en una especie de bucle de confort?

*(En los años 1982-83, la televisión pública española emitió el programa ‘Visto y no visto’ conducido por Alfredo Amestoy. Uno de los personajes habituales de dicho programa era ‘El ciego’, cantante presuntamente invidente que interpretaba temas cuya letra estaba sujeta a los aconteceres públicos y políticos que eran noticia en ese momento siguiendo los modos de los antiguos cantares de ciego. El ciego era Luis Pastor y con los temas que interpretó en dicho programa sacó un LP en el sello RCA que se llamó, como no podía ser de otro modo, ‘Cantares de ciego’. El 23 de marzo de 1983, el extremeño interpretó este tema en el programa Estudio Abierto conducido por José María Íñigo.)

L.P. Creo que el siglo XXI nos avoca a un mundo global donde evidentemente por más que se estén rearmando y rehaciendo las fronteras, las fronteras en sí ya están diluidas, a nivel humano, a nivel de raza, a nivel de culturas, a nivel de mestizaje, yo creo que eso ya está diluido por más que los estados sigan cerrando y creando nuevas fronteras y viviendo como estamos viviendo en este principio de siglo XXI, algo que pensábamos que no iba a volver como el -fascismo-. El fascismo en sus gobiernos, en Europa del Norte, en Estados Unidos, en Brasil, en tantos países como está triunfando gente loca, enfermos mentales, individuos populistas que comen el cerebro a la gente con su dinero y sus grandes medios de comunicación.

 

P.B.    Ese fascismo y esa censura que has vuelto a vivir recientemente, que la tienes desgraciadamente tan cerca, volvemos siempre a lo mismo… Volvemos otra vez a esa historia de lo -políticamente correcto- llevado al exceso, a ‘los ofendidos de a sueldo’ ¡Como digo yo!, porque ya hay ofendidos a sueldo profesionales, y es necesaria y mucho más ahora que nunca la voz crítica para contener esa censura que hay por parte de ciertos artistas.
L.P. Yo creo que es un deber de todos nosotros como ciudadanos, los que nos dedicamos al arte y a la creatividad, la libertad de expresión. En ese terreno, si nos vamos dejando que nos repriman evidentemente acabarán por ponernos mordazas a todos los seres humanos. Creo que los cantautores no somos los únicos que tenemos que ser -abanderados- porque ya lo fuimos en los años 70, cuando fuimos realmente un movimiento de jóvenes creadores. Y eso se ha diluido, somos individuos aislados que disparamos poesía desde nuestras trincheras cada uno, y yo creo que hoy día cada ciudadano puede ser un -cantautor- aunque no cante, con las -redes- puede expresar, protestar, incidir o reflexionar sobre lo que nos está pasando.

 

P.B.     Por supuesto tener cuidado con la -mansedumbre- porque la mansedumbre es peligrosa…
L.P. Por supuesto, como acachemos la cabeza -Nos la cortan-

 

P.B.    Cuéntanos, Luis para ir cerrando, tus próximos proyectos, lo que tengas en el tintero, en la cabeza…
L.P. Este sábado pasado hemos terminado de mezclar un disco nuevo que se llama ‘La Paloma de Picasso’, que va a salir la primera semana de abril, tiene canciones con letras mías, tiene 13 canciones como siempre, 5 de poetas y el resto mías. Yo en los últimos años he vuelto a musicar a los poetas como cuando era joven, a partir de ‘Saramago’ sobre todo (los dos disco-libros que he hecho), y a Miguel Hernández en su centenario, que lo releí y le musiqué 20 poemas. Un libro disco de poetas canarios que me está esperando, que compuse hace 20 años y que posiblemente lo voy a grabar a final de este año.
Proyectos hay muchos, sigo presentando mis memorias, lo que escribí -Mi vida en verso- hasta los 27 años, y es lo que vengo haciendo sobre todo en estos dos últimos años, leer parte de -Mi vida en Verso- y cantar lo que me pide la gente…

 

P.B.    ¡Así que interactúas con la gente!
L.P. Sí, cuando salgo al escenario no llevo nada preparado, lo que se nos va ocurriendo, y también eso de alguna manera te motiva más, no es el -esquematismo- de hacer siempre lo mismo, sino que cada día el escenario está abierto a la improvisación, y a la sorpresa, y a lo que la gente te pide.
La comunicación creo que es fundamental y pasártelo bien en el escenario porque al final eso es lo que transmites…

 

P.B.     A pesar de que las pruebas de sonido no deberían existir, pero bueno…
L.P. ¡Bueno! Son más fáciles éstas ¡Yo recuerdo las pruebas cuando vas con banda y eso si que es una tortura para alguien como yo! Pero -esto de las guitarritas- está chupao, y siempre acaba sonando bien.

 

P.B.    ¡Bueno Luis! Extremeño, Vallecano, mundial, y necesario ¡Muchísimas gracias!
L.P. ¡Un millón de gracias a ti, y un abrazo a todos!
Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.